Backfire Responde: Tu primer juego, los juegos del futuro y contar historias.

Los caminos de Twitter son inescrutables. Cuando me disponía a escribir este post, pregunté en Twitter si alguien quería que hablara de un tema en concreto. Mientras, decidí hablar de otra cosa que me apetecía a mi. Al volver a Twitter, lo encontré lleno de preguntas de gente. Como yo me debo al pueblo, he decidido comenzar una sección llamada Backfire responde, a falta de un título mejor o menos descriptivo.

El mundo de los videojuegos móviles se antoja un tanto oscuro para la gran mayoría de usuarios y no usuarios. Gente ducha en los videojuegos aún lo ven como un lugar extraño y recóndito. Los propios jugadores no conocen muy bien cómo se hace aquello a lo que le dedican horas. Y hay gente, como Sergio Ovejero, a la que le interesa saber: «Cómo afrontar el desarrollo del primer juego».

Esto se merece una respuesta muy larga y meditada, pero lo más sencillo, lo que nosotros hicimos, fue sentarnos y hacerlo. En móvil cambia gran parte de tu estructura mental, porque no tienes un mando o teclado con cien mil botones, por ejemplo, o la pantalla es más pequeña. Esto reduce las posibilidades mecánicas del juego o incluso obliga a modificar géneros preestablecidos.

Creo que lo más complicado, dentro de lo complicadísimo que es hacer un videojuego, es darte cuenta de la plataforma que tienes en tus manos. Con los pros y los contras. Así que lo más fácil es plantear una mecánica sencilla, casi que binaria (arriba-abajo, caminar-saltar, izquierda-derecha), e intentar complicarla lo menos posible. Después, simplificarla aún más. También ayuda conocer muy bien qué funciona en otros juegos de móvil y qué no.

Alberto Rico parece ser consciente de esas restricciones, que ya no lo son tanto, en los géneros del videojuego al preguntar: «Están aún por aparecer nuevos géneros, ¿en qué dirección o en qué pueden distinguirse?»

Es muy interesante porque en estos momentos estamos viendo una evolución hacia los e-Sports de móvil, ejemplo de ello es Tencent trayéndonos su Arena of Valor, un titán chino que no tiene nada que demostrar. Su configuración es tal cual un moba, siendo una opción portátil del LoL.

Esto, por supuesto, viene precedido por un incremento importante en las capacidades de los móviles. Es cierto que menos de la mitad de los dispositivos de Apple y Samsung son modelos recientes. Esto no es impedimento para seguir buscando una calidad gráfica y una potencia desmedida. Por otro lado, las sesiones en móvil han caído un 10%, pero ha aumentado el tiempo por sesión y el gasto total en los juegos y la tendencia en los juegos de estrategia y tablero ha crecido una barbaridad respecto al año anterior.

¿Qué quiero decir con todo esto? Que estamos presenciando en vivo un crecimiento en los jugadores que se sientan a jugar en sesiones largas en ciertos momentos del día (por la noche, principalmente). De repente, el móvil ya no es un dispositivo en el que juegas tres minutos en el bus de camino a algún lado, sino que está siendo una opción tan válida como otras plataformas.

Por lo tanto, lo que veremos en el futuro inmediato, aunque ya lo estamos viviendo, es un crecimiento en dos ejes: el juego multijugador y los juegos que requieren mayor atención del usuario. Lo primero se me antoja como una ayuda buenísima para propuestas de juegos más largos y pausados en móvil, no solo aventuras gráficas o puzzles, género muy explorado, sino también aventuras o juegos de acción. En el próximo año veremos llegar y asentarse el MOBA y los shooter, pero también la llegada de juegos individuales grandes.

Para terminar, Carlos Gurpegui nos plantea otra cuestión muy sencillita (no): «La capacidad del medio/plataforma para contar historias sin caer en la aventura de texto/conversacional».

La respuesta corta es: infinitas. La más larga es más complicada. Por supuesto que el medio se puede adaptar a la perfección a la aventura gráfica (pienso en un Phoenix Wright y me muero de ganas), pero también se pueden explorar otros territorios. El más manido, hasta ahora, es el móvil como juego. A normal lost phone y su secuela o Mr. Robot:1.51exfiltrati0n.apk, el juego basado en la serie de Mr. Robot, son dos ejemplos muy claros.

Creo que las posibilidades de contar historias en el móvil son de lo más interesante. Los smartphones son, hoy en día, nuestra forma de circular por el mundo. Con ellos grabamos los mejores momentos que vivimos y los más bajos, podemos encontrarnos en cualquier ciudad gracias a ellos y solucionar papeleo mientras esperamos el bus.

Ahí radica su potencial: contar una historia visitando los lugares, un Pokemon Go (aunque la geolocalización es un trabajo durísimo) con Sunless Sea. Interconectar móviles, cual red social, para descubrir un misterio, como una novela de Agatha Christie donde tú y tus amigos sois detectives. O una historia esquiva que solo aparezca en ciertos momentos del día. Porque, ¿quién se separa de su móvil?

En el próximo proyecto de Backfire exploramos, en cierta medida, las posibilidades de contar historias en el móvil. No vamos a reventar la cabeza de nadie, pero sí esperamos que os guste lo que tenemos que proponeros.

Mientras tanto, no dudéis en escribirnos a hello@backfireteam.com o al twitter @Backfireteam, donde estaremos más que encantados de responder a vuestras dudas y cuestiones.

¡Nos vemos en el siguiente Backfire responde!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: